3/4/10

Nuevo ingreso en perspectiva

*
REFLEXION SOBRE EL NUEVO INGRESO

1. Desde hace mucho tiempo, unos tres años antes al menos, hemos insistido en la necesidad de abordar con una visión de planificación estratégica, es decir, de largo plazo (con una visión que trascienda lo inmediato) el problema del nuevo ingreso universitario en la Universidad de El Salvador. La reciente solución del problema del nuevo ingreso es además de parcial, temporal; y es elemental la consideración que el problema no se ha resuelto y que es completamente previsible que se presente en el futuro, en los subsiguientes años, si no se toman medidas de largo plazo para su tratamiento.

2. Las razones son importantes y variadas. El crecimiento de la población que termina sus estudios de secundaria, es creciente y la gran mayoría pertenece a hogares que además de aumentar en número aumentan en condiciones de empobrecimiento agravadas por la crisis económica y el funcionamiento del modelo neoliberal, ahora reacondicionado.

3. El derecho a la educación es un derecho humano y en las instituciones del Estado, es exigible, por parte de los ciudadanos, que esta educación sea gratuita o básicamente gratuita, sin finalidad de lucro y sin prácticas e intenciones privatizadoras. El Estado debe cumplir su función de gratuidad de la educación básica y media, y es democráticamente exigible que el Estado cumpla su función educativa en la enseñanza superior universitaria.

4. De manera que todos los que se gradúen de bachilleres tienen en perspectiva la exigencia del derecho humano a la educación superior. Supuestamente han adquirido durante su educación media de cinco años, los elementos básicos para poder aspirar a la educación superior universitaria. Si por las debilidades del sistema educativo nacional no se forman bachilleres que cumplan con los requerimientos que exige la educación superior universitaria, a la única Universidad del Estado en El Salvador, se le puede exigir el compromiso de nivelarlos, sin rechazarlos y negarles el acceso a la educación que la universidad estatal imparte.

La nivelación de bachilleres para que cumplan los requisitos que exige la UES, es completamente pertinente a sus funciones y lo es mucho más que otros programas que la UES desarrolla.

5. El examen de ingreso universitario debe realizarse, pero no con el propósito de excluir de las posibilidades de estudiar en la UES al aspirante. El examen de ingreso en condiciones de un bajo nivel académico generalizado se convierte en un elemento de transgresión de la justicia social educativa y da origen a elementos de gestión ante autoridades para lograr el ingreso que probablemente desembocan en tráfico (es decir mediadas por relaciones monetarias) de influencias y otros actos de corrupción.

6. El examen de ingreso universitario debe realizarse con la finalidad de ubicar las deficiencias de los estudiantes a fin de desarrollar cursos de uno o dos años, preparatorios para el ingreso a la carrera, con la finalidad de elevar el nivel académico. Por ello el examen de ingreso universitario debe elevar su calidad evitando las preguntas casuísticas, artificiosamente difíciles y auscultando las deficiencias de conocimientos, explícitas pero también implícitas de los estudiantes.

7. En la situación actual, propiciar la educación del más amplio número de ciudadanos es crucial. Se trata no solamente de una política educativa sino también de una política de seguridad nacional, que limita las posibilidades de que gran cantidad de jóvenes se lancen por los caminos de la delincuencia, al mantenerlos constructivamente ocupados en su educación. Por ello garantizar el ingreso universitario de todos los estudiantes es una necesidad nacional y debería formar parte de un programa de lucha contra la delincuencia nacional.

8. Sí, se puede admitir a todos los estudiantes que solicitan ingresar a la UES. Nosotros en la UES tenemos alrededor de 50 mil estudiantes; la Universidad de San Carlos de Guatemala, tiene alrededor de 120 mil estudiantes. Sí, se necesita realizar una reforma profunda en los sistemas de educación, incorporando la educación a distancia de manera complementaria o suplementaria. En Costa Rica, existe la Universidad Estatal a Distancia. Sí, se necesita hacer una profunda reforma de planes y programas de estudio, concentrando en los tres primeros años de la carrera la formación técnica superior con título, a fin de dotar de instrumentos prácticos para emplearse o emprender a los estudiantes. Sí, se necesita desarrollar especializaciones, descentralizar funciones, eficientizar la administración, luchar contra el uso deficiente de los recursos de la institución y sí, se debe luchar por mejorar el presupuesto universitario.

Evaristo Hernández
Marzo 2010

*